top of page
  • Foto del escritorJavier Fernández Jiménez

Tempestad


Foto de Spencer Selover
Foto de Spencer Selover

Tenía por norma no viajar nunca de noche. Era peligroso y antinatural. Siempre que le era posible buscaba un refugio seguro y bien protegido antes de que el sol se ocultase del todo. Pero estaban en guerra y bajo el mando de un idiota que no había querido escuchar consejos. Avanzaban despacio, rodeados de todo tipo de sonidos siniestros y de una sensación continua de amenaza.


La orden era clara: alcanzar las líneas enemigas al amanecer. Una misión suicida. Sin embargo aquella tarea podría salvarles la vida. Las mazmorras de Shileg eran terribles. Todos, asesinos experimentados o soldados caídos en desgracia, estaban condenados a muerte. Si sobrevivían se librarían de la pena capital. Djort sabía que era probable que ninguno viese un nuevo día pero prefería morir luchando que aguardar su última hora en una celda infecta. O eso creía hasta que el bosque enmudeció.


Comenzó como un leve ronroneo que pronto cobró una intensidad aterradora. El ataque sobrevino de improviso. Intentaron defenderse, eran buenos guerreros, pero fue imposible evitar aquella tormenta de garras y colmillos, aquella violencia procedente de la oscuridad. Djort supo que iba a morir en el mismo instante en el que sintió el inicio de aquella tempestad invisible. Los que tuvieron suerte murieron enseguida, otros no gozaron de tanta fortuna. Gritos y alaridos expresaban dolor y terror a partes iguales. Fue todo muy rápido. Un aullido infernal dio por concluida la cacería, el bosque enmudeció una vez más.

10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


bottom of page