top of page
  • Foto del escritorJavier Fernández Jiménez

Una tarde fabulosa en Serendipias


Lo de escribir una novela es una aventura, recorrer rincones con ella una aún más grande y más interesante. El viernes pasado, 12 de enero, tuve la suerte de estar en la Librería Serendipias de Tres Cantos hablando con un pequeño grupo de su club de lectura de Semillas bajo el manzano.


Y fue una auténtica delicia. Es increíble lo que Elena tiene en marcha en Tres Cantos, la de lectores y lectoras que ha hecho y que mantiene en su librería, en sus festivales y en todo lo que monta en torno a los libros y a los autores.

Me gustó que no son lectores fáciles de convencer. Los de Serendipias son lectores atentos y vivos, acostumbrados a la lectura y a la charla con los autores. Son muy inteligentes y le sacan todo el jugo a lo que leen. La conversación con ellos fue fantástica y me traje algunos apuntes interesantes sobre mi propia historia para contar en otros rincones.


Hay muchas librerías estupendas, desde luego. Hay rincones en los que se vive la lectura con una pasión desbordada, pero hay pocos sitios como Serendipias y pocas aventuras como las que monta Elena Martínez Blanco. Quizá por eso, sin desmerecer a otras, es mi librería favorita.


Lo pasé muy muy bien y espero volver muy pronto. Gracias a los lectores de Serendipias, que trabajan para que los libros sigan revoloteando hacia Tres Cantos siempre que es posible. Y, por supuesto, gracias Elena por dejar que me cuele siempre en tus aventuras literarias.



PD. Espero poder recorrer otros rincones sembrando estas semillas.

10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page