top of page
  • Foto del escritorJavier Fernández Jiménez

Sociedad


Es extraño entrar en esta casa de locos y encontrar rabia, bronca, tonterías y frustraciones. Toda una barra de bar al alcance de tus dedos. Conspiraciones, opiniones sin contrastar, verdades obviadas porque no me vienen bien y prefiero quedarme con el titular que me interesa... Si esto es un reflejo de lo que somos, da mucho miedo y mucha pena lo que somos.


Nos dijeron que estaríamos más cerca, que seríamos mejores, que por fin comprenderíamos... Pero solo alcanzamos nuevas herramientas y rincones en los que ser masa, en los que volvernos turba. Espacios en los que mostrar vísceras y entrañas desatadas. Nos volvimos lobos, cada día más lobos. Más furiosos, más hambrientos. Carnívoros con hambre del resto de manadas. Eso fuimos.


Y llegó el día en el que dejamos de ladrarnos, fueron tiempos de calma tensa, de susurros estridentes, de estados más o menos apacibles... Hasta que alguien levantó la voz de nuevo y todos, como fieras desatadas tras un tiempo aferrados por una correa, por fin, dejamos de ladrar y nos mordimos. Ese fue el momento en el que dejamos de ser lo que fuimos para ser esto que somos ahora.


15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page