top of page
  • Foto del escritorJavier Fernández Jiménez

Ayudar a tender puentes

Actualizado: 20 ago 2021


Puede que haya pocos trabajos tan gratificantes


Siempre me ha gustado ayudar a que la gente se lleve bien, es algo que no siempre se consigue, porque no todo el mundo quiere llevarse bien con los demás y en ocasiones es un curro delicado, pero cuando lo vives es... alucinante. Hace algunos meses recibí una propuesta ¡¡de la Embajada de Suecia!! Ni más ni menos. Me preguntaban si quería presentar y moderar la primera edición de Tú lo vales - como (no) educar con la LIJ, el primer encuentro que organizaba con la Literatura Infantil y Juvenil y la Educación como pilares principales.


Hubo algo de vértigo.


¿Cómo no iba a haberlo?

Pero soy de los que saltan al vacío (últimamente casi siempre) y dije que sí, que participaría en ese encuentro.


En la aventura estaban también Casa del Lector y la Fundación Germán Sánchez Ruipérez, palabras mayores.


El vértigo, no sé bien por qué, siguió creciendo...


Hoy han pasado dos días de lo que vivimos todos los que acudimos al Auditorio de Matadero en Madrid el 12 de junio, a la celebración de esa primera jornada, y empezamos a reforzar un puente que ya erigieron en su día autoras como Astrid Lindgren o Selma Lagerlöf entre otras y que hoy sigue creciendo y afianzándose de la mano de otros creadores o creadoras como Pernilla Stalfelt o Lena Ollmark. Ahora también como Mónica Rodríguez o Santiago García-Clairac.


Quizás a ese puente le falte que autores españoles empiecen a ser traducidos al sueco, como dijo Johan Palmerg desde la Astrid Lindgren Company (este chico es el bisnieto de la creadora de Pippi), aunque es probable que esto pueda empezar a pasar más fácilmente después de eventos como el de hace un par de días en Madrid, en el que se demostró que, en líneas generales, somos mucho más parecidos de lo que creemos y pensamos de una manera bastante similar en muchos asuntos.


Y es que tenemos que lograr que la LIJ española se traduzca en toda Europa.


Fue un auténtico placer ser el maestro de ceremonias de un acto tan importante, tan bien planteado y con un trabajo tan grande por detrás. Ser escuchado en mis opiniones y ser elegido entre tantos grandes presentadores. Fue un auténtico honor ser considerado, aunque fuese solo en una mención, todo un embajador (no oficial, eso sí) de la LIJ.


Ojalá pueda hacer cosas así muchas veces más.


Gracias por la confianza y por el esfuerzo.


Ojalá el puente siga creciendo y siendo cada día más y más fuerte.


Gracias por trabajar en serio por la LIJ.



37 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page